Skip to main content

Sobre imarteko

Algunos me preguntan qué significa «imarteko«. Se trata de un seudónimo que resume lo que hago. Es un proyecto artístico desarrollado con imaginación y con significado ekológico.

Detrás de este proyecto personal estoy yo, y te invito a seguir leyendo para conocerme.

  • Soy un artista a jornada completa. No soy un “bricolador de fin de semana”. No es un pasatiempo ni algo que pueda hacer cualquiera.
  • También me preguntan si soy carpintero. No, no lo soy. Utilizo la madera como recurso creativo para provocar emociones únicas con mis obras.
  • Mi obra no es un producto de lujo. Opino que es necesario llevar el arte a las personas desde la cercanía y la honestidad.
  • No soy activista. Pero la filosofía de usar y tirar así como el consumo excesivo e innecesario es estúpida. Así es, porque no hay nada más estupido que ir contra nuestros propios intereses presentes y futuros.

Trabajo para ti. Directamente.
Con una atención personalizada y honesta.

  • Para las personas valientes que buscan alternativas y nuevas experiencias artísticas y decorativas.
  • Para las personas que se aburren de las modas pasajeras. Que buscan y no encuentran.
  • Para las personas vitales que todavía se emocionan con un trocito de naturaleza en su hogar.
  • Para las personas que huyen de la mediocridad y buscan una decoración única que aporte carácter y distinción.
  • Para las personas que desean que la decoración refleje su personalidad y aporte bienestar y calidad de vida.
  • Para las personas que buscan la calidez de la madera para compartir momentos de placer junto a sus amigos y familiares.

¿Por qué lo hago?

  • Porque mucha gente busca alternativas decorativas y no las encuentra.
  • Porque es útil y ayuda a las personas a mejorar sus vidas.
  • Porque me gusta cuidar el detalle y trabajo como si la obra la hiciera para mí.
  • Porque la pasión y calidez que transmito en mis obras las humaniza.
  • Porque de todo ello se van a beneficiar las personas y van a poder disfrutarlas por más tiempo, sin duda.
  • Porque, como dice el chef José Andrés, “aquí no se tira nada”.

¿Cómo lo hago?

  • Para crear estos cuadros decorativos con madera, me encargo de desguazar palés y limpiar tablones procedentes de obras de construcción. Todo ello respetando la esencia y personalidad de la madera, con sus atractivos nudos, huecos y desgaste motivado por el paso del tiempo y la exposición a la intemperie.
  • También recojo ramas y troncos en la cantidad adecuada a los proyectos que voy a emprender, en ningún caso realizo podas.
  • Me gusta experimentar y alejarme de los patrones. Cuando me enfrento a un proyecto nuevo quiero que la obra me sorprenda a medida que voy trabajando en ella.
  • Creo mis obras de forma totalmente espontánea e instintiva, en donde el azar es mi gran aliado y la sorpresa un aliciente.

Respeto al medio ambiente

  • Reutilizar la madera supone darle una nueva vida y transformar un recurso desechado en una pieza de arte contemporáneo. Diseñar con este material orgánico no sólo crea espacios atemporales y atractivos, también supone una elección responsable y respetuosa con el medio ambiente.
  • Me llamo José y creo obras decorativas con madera reciclada.
  • También he escrito una novela de ficción publicada en Amazon. Su título: Proyecto Anopheles. Puedes verla aquí.